sábado, 16 de enero de 2010

Expectativas reales a los cuatro años

Del fantástico blog http://theparentingpassageway.com traduzco algo sobre la entrada respecto a las expectativas reales con los niños de cuatro años que espero sea de utilidad. Para mí, desde que los ha cumplido me ha servido para conocer otro D. diferente al anterior:

Los cuatro es una edad estupenda para:
  • Sentarse en el regazo y achucharse.
  • Contar historias, rimas, poemas e historias sin sentido.
  • Explorar juntos la naturaleza.
  • Desarrollar habilidades motoras gruesas como saltar, trepar, montar en bici, patinar..
  • Desarrollar la motricidad fina: abotonar, atar cordones, hacer pulseras con cuentas, llevar y servir agua, dibujar, colorear, pintar, modelar figuras
  • Para jugar con muñecas, disfrazarse y construir
  • Para desarrollar la creatividad y la música
  • Rodar por las colinas, jugar con arena, cocinar, jugar en la lluvia
  • Para vigilarles de cerca: algunos no tienen idea de las consecuencias de sus acciones y hay que estar allí para explicárselo antes de que ocurra.
  • Para pasar un rato tranquilo con ellos cada día: tanta actividad frenética necesita descanso
Los cuatro no son una buena edad para:
  • Excursiones: les encantan las cosas nuevas pero a los 10 minutos ya se han cansado de la novedad.
  • Esperar que hagan cosas solos sin ayuda, a veces estar con ellos mientras lo hacen es suficiente.
  • Dejarles solos con niños más pequeños sin supervisión
  • Juegos competitivos
  • Esperar que comprenda que tiene que esperar mientras estamos ocupados al teléfono
  • Jugar bien con sus amigos. La amistad es importante para ellos, pero necesitan un poco de ayuda para resolver sus pequeños conflictos.
  • Estar sentados durante toda una comida sin cansarse de esperar
Formas de conectar con ellos:
  • Escuchándoles
  • Amándoles
  • Haciendo el tonto juntos, jugar y divertirse.
  • Si es muy activo, entreténlo en vez de esperar a que se calme un poco.
  • Abandonando los discursos y las culpabilidades
  • Haciéndole saber que le quieres y valoras por ser como es. Activo o no, tímido o no.. intenta ser tierno y cariñoso siempre con él.
  • Estableciendo sus límites de forma calmada, eso le hará sentir más seguro.
  • Evitando hacer valoraciones sobre lo que hace o cómo lo hace. Todo eso se superará con la edad.
  • Evitando tener que decir continuamente "no" a todo lo que hace
  • Enseñándole a hacer cosas nuevas, pasando tiempo juntos haciendo manualidades como una tarjeta de felicitación para la abuela

6 comentarios:

Carrie dijo...

Hi there,
Thank you for linking to me and translating my post into Spanish.
Many blessings,
Carrie

Karina Ibarra dijo...

Hay que bien, y yo que me pensaba que "perdería" los achuchones de Laia cuando se hiciera mayor...

Lola dijo...

Thanks Carrie your blog is wonderful.
Karina, y espero que se dejen achuchar todavía por mucho más tiempo: parece increible lo importante que les resulta sentirse amados y valorados a esta edad y demostrárselo continuamente con palabras y acciones. Se frustran mucho cuando no logran hacer algo nuevo y necesitan saber que estás ahí.
besos

Maite dijo...

Muchísimas gracias, lola y Carrie!!

Creo que os voy a enlazar mucho :)

un abrazo

Lola dijo...

Muchas gracias a tí Maite, un beso

Eva dijo...

Gracias, Lola. Muy útil. Y qué razón lo de las excursiones, nosotros que no paramos, pero siempre con niños a cuestas, :-) Menos mal que ya estamos entrenados, jeje.

1beso

Otras historias del blog

Related Posts Widget for Blogs by LinkWithin